Presentación

PRESENTACIÓN

Tránsitos Intrusos se propone compartir una mirada que tiene la pretensión de traspasar las barreras que las instituciones, las organizaciones, los poderes y las personas constituyen para conservar su estatuto de invisibilidad, así como los sistemas conceptuales convencionales que dificultan la comprensión de la diversidad, l a complejidad y las transformaciones propias de las sociedades actuales.
En un tiempo en el que predomina la desestructuración, en el que coexisten distintos mundos sociales nacientes y declinantes, así como varios procesos de estructuración de distinto signo, este blog se entiende como un ámbito de reflexión sobre las sociedades del presente y su intersección con mi propia vida personal.
Los tránsitos entre las distintas realidades tienen la pretensión de constituir miradas intrusas que permitan el acceso a las dimensiones ocultas e invisibilizadas, para ser expuestas en el nuevo espacio desterritorializado que representa internet, definido como el sexto continente superpuesto a los convencionales.

Juan Irigoyen es hijo de Pedro y María Josefa. Ha sido activista en el movimiento estudiantil y militante político en los años de la transición, sociólogo profesional en los años ochenta y profesor de Sociología en la Universidad de Granada desde 1990.Desde el verano de 2017 se encuentra liberado del trabajo automatizado y evaluado, viviendo la vida pausadamente. Es observador permanente de los efectos del nuevo poder sobre las vidas de las personas. También es evaluador acreditado del poder en sus distintas facetas. Para facilitar estas actividades junta letras en este blog.

martes, 3 de enero de 2017

PABLO IGLESIAS Y LA RUTA DE LOS SALMONES



Los salmones realizan un viaje paradójico en el curso de sus vidas. Nacen en los ríos donde pasan sus primeros años, para emigrar después al océano, donde desarrollan su vida adulta. Cuando alcanzan su madurez, retornan a su origen en un viaje inverso, en el cual remontan el curso del rio para llegar al lugar de su nacimiento, donde desovan y mueren, generando un nuevo ciclo de vida. La fuerza magnética prodigiosa que los orienta constituye un misterio de la naturaleza. Se puede establecer un símil entre el retorno inexorable y fatal de los salmones a su origen y la vida política de Pablo Iglesias.

Sus primeras experiencias tienen lugar en las juventudes comunistas del final de los años noventa. En los años siguientes cursa sus estudios, conoce los distintos discursos y experiencias del nuevo anticapitalismo, ejerce como profesor de ciencia política así como de consultor de distintos proyectos. Termina siendo asesor de izquierda unida, donde puede constatar las limitaciones de este partido. Con posterioridad, emprende varios proyectos de comunicación en varias televisiones alternativas. Tras el 15 M, los grupos críticos registran una expansión considerable. En el pavoroso vacío de oposición de estos años de mayoría absoluta del pepé aprovecha la oportunidad de comparecer en las televisiones generalistas defendiendo con energía  los intereses de los no representados en las instituciones.

Su popularidad se propaga  vertiginosamente, constituyendo un grupo que se presenta a las elecciones europeas obteniendo un respaldo muy considerable. Así se constituye Podemos, que obtiene, tan solo en dos años, unos resultados electorales insólitos. La irrupción del nuevo partido tiene un impacto formidable en todo el sistema político. Todos los partidos convencionales, incluida IU, inertes en la legislatura anterior, adoptan posicionamientos con respecto a los no representados, que son incorporados a las agendas políticas tras largos años de exclusión.  El éxito de Podemos es incuestionable y alcanza su máxima expresión en la manifestación de Madrid del 31 de enero, que visibiliza una conexión muy intensa entre los recién llegados y amplios y distintos sectores sociales.

El proceso concluye con el éxito de las elecciones generales de 2015 que representa su cima. Pero en el intervalo entre estas y las siguientes, Podemos suaviza sus formas y se orienta a reforzar su presencia en las televisiones. Pablo se prodiga en sus intervenciones como un defensor de la sensatez y muestra su patriotismo. En este tiempo, Podemos funciona, según sus propias definiciones, como máquina de guerra electoral. Así se refuerzan los liderazgos mediáticos en detrimento de los círculos. El protagonismo de Pablo en las decisiones es máximo. Coloca a sus acompañantes como diputados cuneros en circunscripciones tan importantes como Cádiz y otras. En un medio como Podemos, que es una confluencia de distintos grupos, sus actuaciones desde la cima son explosivas.

Tras las elecciones de 2015 engulle a IU en una confluencia fatal. En tanto que las cúpulas de lo que se llama Unidos Podemos llegan a acuerdos, en las provincias y los territorios se presentan problemas de encaje entre los distintos componentes de Podemos y la Izquierda Unida compuesta por un férreo aparato y sumida en la división. El funcionamiento de la nueva coalición electoral es similar al de un  cartel, que confiere preponderancia en las decisiones a los dirigentes unificados en una estructura informal, que desplazan a los órganos partidarios, generando una situación volcánica respecto al futuro, justificada por la inminencia y trascendencia de las elecciones. Por esta razón, el retroceso en las elecciones de junio, constituye un acontecimiento que desborda las capacidades de metabolizar el estancamiento e inventar una salida factible por parte de los dirigentes de Podemos.

Esta derrota inaugura un período de recesión en la organización. Pablo modifica sus dulces presencias mediáticas por la adopción de un estilo duro con sus adversarios y un giro en su discurso político y sus prácticas, que le conducen a presidir algunas movilizaciones de distintos sectores sociales subrepresentados. Al tiempo, activa un conflicto abierto con los sectores nucleados en torno a Errejón. El fondo del problema radica que en el tiempo de subordinación a lo electoral no ha habido discusión alguna en el interior de la organización. Pablo ejerce un liderazgo en monopolio, pero ahora sus decisiones son incubadas en un clan que incluye a sus incondicionales, pero también a Anguita, Monereo y otras personas influyentes en sus orígenes. En este clan, la influencia de Juan Carlos Monedero es evidente. Es el único que piensa y dice más allá del día a día. Aquí reside el fondo del conflicto con los errejonistas.

El resultado de esta escisión entre clanes directivos es la aparición de un conflicto que se hace visible mediante la interlocución intermitente de Pablo e Iñigo en las televisiones y las redes. Su metafórica relación epistolar indica inequívocamente que no hablan cara a cara. Esta es una cuestión que remite al psicoanálisis y a las psicologías sólidas. Por debajo del intercambio teatral, la verdad es que las facciones de ambos se han movilizado  para asegurar el control de la organización. Pero, en tanto que la pugna se agudiza y comienza a generar sus primeras víctimas, la discusión pública es secreta y se reduce al intercambio de fuego estereotipado. Así se constituye una zona de sombra inaccesible a miradas externas. Me parece muy pertinente la metáfora de Jorge Armesto en un artículo en el periódico Diagonal titulado “Errejón y las ranas”. En él afirma que Podemos se asemeja a una charca poblada por ranas, sapos y otras especies que generan un ruido considerable. Pero, cuando un observador se acerca atraído por los gritos de los pobladores se hace un silencio sepulcral. 

Mi interpretación es que una situación tan compleja como es la del estancamiento de las fuerzas del cambio y el control ejercido  por parte del viejo bipartidismo, desborda las capacidades de entender, conocer y aprender de los dirigentes de Podemos. Así se inicia un giro, que supone por parte de Pablo, retroceder a las certezas de su origen.  De este modo contradice la naturaleza de Podemos. Este solo puede ser un proyecto renovado, diferenciado de la vieja izquierda y adecuado a las nuevas condiciones sociales y a las subjetividades prevalentes en las sociedades del presente. Las esperanzas que ha suscitado se fundan en su condición de un experimento político nuevo. 

Pero Pablo inicia un viaje letal hacia su pasado. Su hiperliderazgo adquiere una intensidad mórbida. Cuando interpela públicamente a Errejón, lo hace afirmando que este es muy valioso, y que por eso lo quiere a su lado, para que le corrija en sus decisiones y actuaciones. Así se adjudica la exclusividad en la toma de decisiones, solo amparado por sus consejeros. En su discurso, los órganos dirigentes quedan limitados a extensiones de sí mismo. De este modo se configura como un secretario general de un partido comunista convencional del pasado. Esta es una figura incompatible con la composición antropológica de las generaciones que conforman Podemos. Las patéticas apariciones de sus colaboradores elogiando sus actuaciones, que en el caso de Irene Montero alcanza el éxtasis, anuncian una regresión hacia el pasado inquietante.

Asimismo, en el contexto histórico actual, una formación política solo puede ser plural. Es imposible que sea homogénea, como un partido comunista convencional. El precio de la homogeneidad y el monolitismo es la marginalidad. Pues bien, la cruzada contra los errejonistas anuncia una contracción cultural de Podemos, cuyas consecuencias en un plazo corto son la restricción de los apoyos sociales. Pero lo peor radica en que las posiciones que defiende para Vistalegre 2 son manifiestamente mayoritarias, en detrimento de la proporcionalidad, de modo que su eventual victoria implica un paso decisivo hacia la creación de un aparato que asegure la homogeneidad. Este es el comienzo de una homogeneización mutiladora del nuevo partido, en la que los círculos, concepto asociado a la autonomía e iniciativa, se transformen en células, cuya acción se limita a ejecutar las directrices emanadas de la cúpula partidaria.

Pero el aspecto más regresivo remite a la consideración de que existe una línea correcta incuestionable, de modo que las posiciones que no se encuadren en esta responden a los intereses de los enemigos externos. Así se han configurado los viejos partidos comunistas, en los que resplandece el espíritu de partido, que se funda en una unidad psicológica que resulta de un proceso de fusión cuasi mítica entre los militantes y el organización. Esta cultura partidaria  constituye las bases del sectarismo y el dogmatismo que conforma una barrera infranqueable entre el partido y el exterior. La eficacia política resulta dañada por esta separación.

En el proceso actual se pueden leer algunos de estos elementos. Días antes de las últimas elecciones, Anguita declaraba en un periódico que no sabía quién era Errejón. Esta es una señal inequívoca de marcarlo como a un enemigo interno. De ahí resulta un proceso de etiquetaje en el que la discusión política está inexorablemente envenenada. En el caso de Anguita, en el tiempo que ejerció como secretario general, terminó con el pluralismo, reduciendo los apoyos el.ectorales, el campo relacional y los contingentes militantes a mínimos. Así, los errejonistas son definidos ahora como caballos de troya.  No es difícil pronosticar lo que va a ocurrir en la charca.

 Desde esta perspectiva, son coherentes las amenazas proferidas por Pablo acerca de su abandono si no triunfan sus propuestas, así como las comunicaciones de Monedero o las acciones contundentes de los motoristas de Pablo, entre los que destacan el antológico Echenique o el férreo Ramón Espinar. El cese de Jose Manuel López ha sido paradigmático. Su tratamiento es el de un enemigo. No ha habido palabras de agradecimiento ni gestos de cordialidad. Su sustituta ha enunciado su cese en unos términos que remiten a una sentencia judicial. Su cese implica una condena moral y política que anuncia lo que va a ocurrir con los errejonistas en el caso  de perder. La referencia a Tania Sánchez es inevitable. Su estatuto es el de quintacolumnistas, a la que se acompaña una condena moral implícita.

El grupo dirigente de Podemos ha heredado los discursos de fraternidad del zapatismo y de otros movimientos políticos del fin de siglo XX, pero en la organización se impone un estilo de ceses fulminantes que recuerdan los tiempos del socialismo real. Los cesados pasan a tener el estatuto de desaparecidos y son expulsados de la memoria. El caso de López es esclarecedor. Este no es narrado teniendo en cuenta sus aportaciones, sino aludiendo a su “desviación” final que anula todo lo anterior. De este modo, el proyecto Podemos, que suscitó tantas simpatías y apoyos en su emergencia e infancia, experimenta un distanciamiento con respecto a una parte de sus propios simpatizantes. En el supuesto probable que los denominados pablistas triunfen en Vistalegre se puede inaugurar un salto hacia el monolitismo.

Me impresiona mucho el caso de Juantxo López de Uralde, de Equo, así como otros adheridos a Unidos Podemos, que son neutralizados y disueltos en la totalidad, restringiendo sus iniciativas y su visibilidad. Este es un indicador de la consolidación de una uniformidad inquietante y mutiladora. Los viejos partidos comunistas, que funcionaron como máquinarias del monolitismo, de la infalibilidad del secretario general, de la disciplina férrea y el imperio del aparato y de lo central, contribuyeron a fabricar una masa de excomunistas de unas dimensiones colosales. En Francia y en España los excomunistas constituyen un enorme contingente exiliado de la máquina de la uniformidad. El riesgo de Podemos es patente. Algunas de las primeras incorporaciones de personas relevantes han quedado bloqueadas. Esto puede ser un mal síntoma.

El viaje de Pablo Iglesias hacia su pasado significa una involución. Esta se articula con la regresión monumental del pesoe y la absorción de ciudadanos por parte del pepé. El cuadro del presente es inquietante. En estas condiciones, el poder autoritario va a ejecutar su proyecto pieza a pieza, haciendo algunas concesiones irrelevantes. La réplica a esta situación no puede consistir en rescatar las viejas retóricas del pasado. Me pregunto si es posible que Vistalegre represente un punto de partida hacia una verdadera confluencia basada en la diversidad y heterogeneidad.



34 comentarios:

Delia Langa dijo...

Feliz año, Juan Irigoyen, comparto tu valiosa y didáctica aportación. Muy bien explicado, por si aún hubiera alguna posibilidad...

Anónimo dijo...

Esto dice un parlamentario de podemos, Jesús MJ en facebook

Irigoyen demuestra dos cosas en este artículo, por resumir. Una, que no tiene ni idea de lo que ha pasado en Podemos en los últimos dos años. Dos, que como buen adalid del régimen elige el campo que le parece menos amenazador. Lo preocupante es dar pábulo a semejantes "análisis".


merece una respuesta,

saludos, carmen

eduardo moyano estrada dijo...

Buen análisis Juan. Enhorabuena. Hay mucho esfuerzo de reflexión detrás de tu artículo, y es de agradecer que lo hayas compartido.

Futbolín dijo...


Apreciado Juan esta vez no comparto tu visión del asunto del que se trata en tu post, sin ánimo de ser exhaustivo ni resultar cansino, debo de hacerte una puntualización sobre lo que dijo Anguita sobre Errejón, que no es que no sabía quier era, sino que no lo conocía que no es exactamente lo mismo y además esas declaraciones recogidas en el “Inmundo” y en “Voxpopuli.facha” las cogería con pinzas:
P.-Señor Anguita, ¿ha hablado usted alguna vez con Errejón?
R.-No conozco de nada a ese señor.
http://www.elmundo.es/espana/2016/05/22/573e016b46163f547a8b4611.html

Todo este asunto enmarcado en el tema de si cerraba la lista por Córdoba y se puede decir que después ya no ha hecho ninguna declaración y ha desaparecido para no enturbiar ningún tema y que le dejen en paz.

El tema de la confluencia con IU era el sentimiento mayoritario de las bases y de ello surgió UP aunque no entusiasmase a Cayo ni a Gaspar , creo que es pronto para juzgar si a medio plazo ha sido un error, pero era intentar conseguir una cierta unidad de la izquierda tan perjudicada por su atomización y el sistema electoral caspañol.

El símil del Salmón me parece brutal y de un determinismo biológico poco gramsciano si me permites, jajajaja

En la polémica entre SAR y Monereo por supuesto que me alineo con Monereo:

Podemos: el año que vivimos peligrosamente
MANOLO MONEREO | Publicado: 30/12/2016 09:02
https://www.cuartopoder.es/cartaalamauta/2016/12/30/podemos-ano-vivimos-peligrosamente/565?cp=1
*************************************
Los que no podemos de Santiago Alba Rico
https://www.cuartopoder.es/tribuna/2016/12/31/los-no-podemos/9470

Por cierto entre SAR y Atilio Borón en temas de Siria también estoy con Atilio Borón:

Réplica de Atilio Borón a Santiago Alba Rico que anda un poco despistadillo queriendo hacernos creer que son igual de malos los gringos que los rusos y no parece darse cuenta de que aunque ninguno es un santo, a imperialista todos sabemos quien gana por goleada.
Siria, la revolución y la izquierda latinoamericana
http://www.rebelion.org/noticia.php?id=221114

Por cierto una maledicencia de la que reclamo me perdonen por hacerme eco:
comentario de uno:

Santiago Alba es errejonista de toda la vida. Consiguió su puesto de diputado gracias a los huecos de Errejón sin primarias. Es tío de Nagua Alba, diputada por Guipúzcoa y miembro del equipo de Errejón. Si, Santiago Alba es Errejonista, este artículo se publicó aquí mismo el 10 de Diciembre, en plena campaña de votaciones en Podemos, y está escrito con la única finalidad de conseguir votos para los errejonistas a costa de desprestigiar a los pablista. Muy triste y muy mezquino

Y a mayor abundamiento y reflexión adjunto los siguientes artículos:



QUE TE ALABE EL ENEMIGO SÓLO HABLA MAL DE TI
Por Benjamín Prado

http://www.infolibre.es/noticias/opinion/2017/01/03/que_alabe_enemigo_solo_habla_mal_ti_59350_1023.html

****************************************************

Enemigos, MUY ENEMIGOS, alabando: por poner dos ejemplos:


ERREJÓN Y LA IZQUIERDA MODERNA QUE NECESITAMOS

Por Miguel Alba

http://www.vozpopuli.com/opinion/Errejon-izquierda-moderna-necesitamos_0_986301632.html


POR QUÉ ERREJÓN NOS CAE MEJOR QUE IGLESIAS
Errejón se ha consagrado como el rostro amable de un Podemos que hasta ahora despertaba muchos recelos en una parte importante de la sociedad española.
Por Federico Quevedo.

http://blogs.elconfidencial.com/espana/dos-palabras/2016-12-29/por-que-errejon-nos-cae-mejor-que-iglesias_1310065/
Un abrazo Juan y que sepas que mi hermano y yo votamos recientemente a “recuperar la ilusión de Iñigo del cual soy bastante fan, pero no tanto de sus amiguetes, y luego ya me he arrepentido un poco,

PD.- No pasa nada si prefieres no publicar esto en tu blog, lo comprenderé perfectamente, de hecho te lo habría enviado por email si tuviese el tuyo.

Carlos Bengoa

cbengoa@gmail.com



Juan Irigoyen dijo...

Gracias Delia. Compartimos el interés por el cambio político y social. Por eso aprecio tu comentario y también te felicito.
Gracias Carmen. Me parece impropio contestar a un mensaje emitido en una red social en la que no estoy presente. En cualquier caso me parece pintoresco que un diputado comparezca con sus siglas. Pero el mensaje ratifica mis argumentos: No tengo ni idea de lo que pasa porque soy externo a la realidad interna, que solo se puede entender desde la unidad psicológica-mística de la militancia. También soy descalificado como adalid del régimen y por tanto "enemigo externo". Creo que no necesita más comentario.
Gracias Eduardo. Creo que en el presente hay un déficit de reflexión independiente. por eso me he decidido a escribir en este blog.
Gracias futbolín. La primera parte de mi vida la pasé en el partido comunista. Terminé fatal con el secretario general y con el aparato. Cuando abandoné leí a todos los disidentes posibles. Soy un "perro viejo" en este campo. Como soy crítico con el capitalismo vigente tengo un gran interés en la aparición de una izquierda capaz de crear alternativas. Por eso me esperanzó Podemos. El último año ha sido fatal. Por simplificar considero que la actuación de Pablo Iglesias es la última versión de Sansón.
Discutiría la mayor parte de tus afirmaciones y argumentos. En particular, pienso que Santiago Alba tiene que ser valorado por su obra y no por algunas actuaciones puntuales. Pero el conjunto de tu mensaje parece más un auto judicial que un mensaje político. Ratifica mi convicción de que Errejón está condenado ya. Sin ánimo de entrar en la discusión interna pido desde aquí que no se aplique la pena de muerte.

Paco Muñoz dijo...

Comparto gran parte de tu análisis y celebro la valentía del mismo en un tempo donde vuelve el "prietas las filas" de los colectivismos militarizados. En mi modesta opinión Iglesias es el avatar de Anguita controlado por el lugarteniente Monereo. El retorno al viejo comunismo religioso de macho alfa que en todo momento exhala las feromonas testiculares de Iglesias se está convirtiendo en una telenovela mejicana donde el erotismo de sus acólitas se contrapone al despecho de sus "ex"... El Podemos revolucionario es profundamente lamentable en una situación donde la izquierda se hunde en el fango de su propia incompetencia.

Futbolín dijo...

Gracias por tus palabras siempre llenas de enjundia Juan, yo también empecé militando en el PSUC en Barcelona y salí bastante harto al cabo de 5 años, la verdad es que no era mi pretensión hacer un auto judicial y por supuesto que no me gustaría prescindir de Iñigo pues alguien muy lúcido, aunque tampoco estoy en las interioridades del partido y menos en Madrid, ahora vivo en Murcia y no se exactamente quienes son los “malos” y quienes los “buenos” porque no me fío de los medios y sus relatos demasiado simplistas e interesados y también debo de reconocer que tiendo al optimismo seguramente por causas genéticas y por no amargarme yo mismo la vida, jajajaja

Feliz 2017 a todos los “antisistema”.

A propósito de las peleas en PODEMOS publiqué esto en mi muro de Face ante la intranquilidad de mis amigos por causa de las mismas:

Iñigo ha publicado en su muro de Face las disculpas de Pablo y le ha dado las gracias.
Vale la pena leer algunos comentarios muy emocionantes, otros son de trolls y otros de gente con muy poca paciencia y que creen que lo saben todo, cuando si fuesen prudentes comprenderían que si lo que saben lo saben por los falsimedios, en el fondo no saben ni de la misa la mitad.
Todos hemos de entender que un partido de nuevo cuño ni se forma en tres días ni se perfecciona en dos años, esto requiere tiempo, participación, control y exigencia por nuestra parte y también paciencia con los errores que mientras se cometan por gente que no cobre mas de 3 salarios mínimos, como es el caso y no roben, si tenemos en cuenta la mierda en que se ha convertido este país y su clase política eso ya será un gran avance.
Pero lo que me cuesta entender es que después de haber aguantado 40 años a unos partidos tan mentirosos y mediocres, pretendamos que para uno nuevo que sale y que no roba, además sea perfecto y haga las cosas a nuestro gusto de todos al 120% y no discuta nadie dentro y estén todos de acuerdo completamente.
Lo que no puede ser no puede ser, y además es imposible, han de ir limándose asperezas y saldrán algunas chispas, no pasa nada luego cada uno que vote lo que mas le guste que ya se irán asentando las cosas, que bonito es que se vean las discusiones, al final el que solo sea un trepa tarde o temprano quedará retratado, la política tiene que hacer vibrar y emocionar a la gente y después a la hora de votar siempre hay que escoger lo menos malo o lo mas bueno, o como en el caso de Caspaña es todavía mas fácil, hay que votar al menos ladrón.
No hay que olvidar jamás en la izquierda, que lo mejor es enemigo de lo bueno, máxime con un país que tiene 8 millones de fieles franquistas que votan al PP, lo cual obliga a funcionar sin pausa, pero también sin prisa aunque entiendo perfectamente que hay situaciones personales que justifiquen la impaciencia, propongo que a aquel al que el advenimiento de una mayoría de PODEMOS en el parlamento se le haga larga, se dedique a hacer prosélitos para la causa todo el tiempo de que pueda disponer sin descuidar sus obligaciones por supuesto y así entretenidos se nos hará mas corta la espera.


Juan Irigoyen dijo...

Gracias Paco
El problema del "prietas las filas" es la reducción de apoyos y energías, en tanto que ese modelo reduce las aportaciones de los afiliados y simpatizantes a aplaudidores.
Gracias futbolín. El problema no es que hay que contar con Errejón porque es inteligente sino que la eliminación de los errejonistas por concertación entre un sistema de elección mayoritario y un tribunal interno de excepción, significa el primer paso hacia la eliminación de los demás y la conversión de podemos, un partido tan indeterminado como esperanzador en sus comienzos, en una versión de los antiguos pc. Este es el verdadero problema de fondo.
Buen año para ti también de parte de un a persona esperanzada en que pueda vivir en otro sistema

Anónimo dijo...

"El protagonismo de Pablo en las decisiones es máximo. Coloca a sus acompañantes como diputados cuneros en circunscripciones tan importantes como Cádiz y otras."

Yo no sé si usted es militante o ha militado en PODEMOS durante algún tiempo, pero creo que su análisis se equivoca al proclamar que Pablo Iglesias tiene tanto poder y es el culpante de todo. Mire, para empezar, los que iniciaron la guerra interna son los errejonistas, que fueron los primeros en constituirse en familia mediante la creación de un aparato construido por Errejón y Sergio Pascual mientras Pablo estaba en Bruselas. Estos errejonistas estuvieron con Pablo mientras les convenía y mientras hiciese lo que ellos querían, pero a partir del discurso de Pablo en la primera sesión de investidura en marzo, a los señores de la "progresía" errejonista (que en algunos casos más parecen un P(so)E 2.0) empezaron a crear la condiciones del conflicto, con dimisiones organizadas para hacer caer al anterior SG de Madrid y para mantener el poder que ellos pensaban que les correspondía. Ellos que se han dedicado durante estos 2 años a marginar y atacar a la izquierda del partido, ahora van de "víctimas" purgadas, cuando no están más que probando su propia medicina, y son los grandes responsables de la guerra interna del partido. Por suerte, la mayoría de la militancia no está con ellos.

Anónimo dijo...

"Pablo ejerce un liderazgo en monopolio, pero ahora sus decisiones son incubadas en un clan que incluye a sus incondicionales, pero también a Anguita, Monereo y otras personas influyentes en sus orígenes. En este clan, la influencia de Juan Carlos Monedero es evidente. Es el único que piensa y dice más allá del día a día. Aquí reside el fondo del conflicto con los errejonistas."

El conflicto de los errejonistas no reside ahí, reside en que ellos constituyen el ala derecha del partido y tienen un proyecto político diferente al resto.

Por cierto, cuando habla del liderazgo de Anguita en IU en su tiempo, omite la campaña en contra que le hizo el grupo PRISA (Prisoe) y la promoción que hicieron del grupo de Cristina Almeida y Diego López Garrido, este último al final se pasó al P$o€.

Anónimo dijo...

Decir que Pablo Iglesias tienen un poder total dentro de PODEMOS cuando gran parte del aparato lo construyeron Sergio Pascual e Íñigo Errejón mientras Pablo era eurodiputado, creo que es ya un error de análisis de partida.

Juan Irigoyen dijo...

Gracias por su comentario. No, nunca he militado en Podemos y no tengo información completa sobre su vida interior. En este post no trato de interpretar ni pronunciarme sobre la discusión interna ni defender las posiciones de Errejón. Lo he escrito alarmado por la ausencia de proporcionalidad en las elecciones en Madrid, el tratamiento de los perdedores que son expulsados de la dirección, el cese de López y las formas que los han acompañado, las idolatrías mediáticas crecientes con respecto a Pablo, el linchamiento moral de Errejón, que ha llegado a la campaña de twitter y las propuestas de los pablistas de cara a Vistalegre. En su conjunto implican una operación de eliminación de los errejonistas.
Pero esta operación no es nueva ni sucede en el vacío. Sus gramáticas y formas de operar remiten a los partidos comunistas de mediados del siglo XX. Al igual queestos métodos los hirieron de muerte, ahora en Podemos puede ocurrir lo mismo.
Dicho esto ignoro el grado de responsabilidad en el conflicto interno de las distintas facciones. Pero respecto al poder de decisión de Pablo me parece asombroso desde el comienzo. Puedo hacer un listado de decisiones que lo avalan. En las listas electorales es manifiesto. Coloca a sus colegas sin ningún complejo. En otro post en este blog he escrito que parece como si las provincias fuesen espacios de anclaje para la élite partidaria.
La disminución de la fuerza de podemos es un acontecimiento dramático para la sociedad española pues bloquea la posibilidad de cualquier cambio. Por eso estoy comprometido en decir lo que pienso ahora, en la esperanza de que no sea demasiado tarde.
Saludos cordiales

Anónimo dijo...

"En las listas electorales es manifiesto. Coloca a sus colegas sin ningún complejo."

Y no solo él, el aparato errejonista encabezado por Sergio Pascual hizo exactamente lo mismo. No es exclusivo de Pablo. Ahí todas las facciones tuvieron su parte.

Anónimo dijo...

Los que más se parecen a los viejos PCEs eurocomunistas son los errejonistas, que de hecho, en táctica, en programa y discurso más bien parecen un eurocomunismo posmoderno.

Antonio Cano dijo...

Excelente articulo que demuestra una visión clara, de lo que está sucediendo en Podemos. En realidad es un remake de la vieja lucha de la "izquierda marxista autoritaria" contra todo lo que se mueve a su alrededor, con ese afán casi genético, de controlarlo todo. Era un riesgo que corríamos y creo que muchos lo sabíamos casi desde el principio. El ego y el afán de protagonismo del Sr. Iglesias ayudo a que Podemos creciese a mucha velocidad, y esas mismas características son las que están haciendo que se hunda. En la actualidad, el ego inmenso de PI es alimentado casi en exclusiva por su Guardia de corps, que son mayoritariamente, ex militantes del PCE por lo que efectivamente, las formas y estrategias recuerdan muy poderosamente a las maneras de los viejos comunistas. Es lamentable, decepcionante y sobre todo preocupante, que un proyecto tan importante como Podemos haya tomado esta deriva.

Juan Irigoyen dijo...

Gracias Antonio.Lo peor es que la sociedad cambia en una dirección que hace imposible repetir el esquema organizativo de un pc. En este contexto todos los aparatos centralizados naufragan irremediablemente. Todo el capital político generado en el primer año se diluye. recuerdo la composición de gentes en la manifestación de Sol del 31 de enero. Eso no podría repetirse hoy.

Anónimo dijo...

Antonio Cano, Pablo Iglesias tiene el apoyo de la mayoría de la militancia de PODEMOS, le guste o no. No lo restrinja todo a una guardia.

Por cierto, quien más quiere que PODEMOS se parezca al PCE de Carrillo es el errejonismo; hago un repaso: aceptación de los límites del régimen del 78, de la monarquía, institucionalismo hasta los topes, estrategia de concertación y pacto con los partidos del régimen, no "dar la nota" mucho en el Congreso...Vamos, que los que van acusando a los demás del PCE, son los que más se parecen a aquel PCE derivado en socialdemócrata y que abandonó y traicionó las luchas populares.

Futbolín dijo...

Bueno una cosa si que me concederéis los mas críticos y es que el tema PODEMOS concita interés, salen muchos comentarios y a Juan le damos trabajo extra, las cosas cambian, cuesta pero cambian y ni la IU de ahora con Alberto es la que era con Cayo y D. Gaspar, ni Podemos es todavía mas que un partido en proceso de formación y asentamiento, ni el PSOE es el que era, bueno si que es el que era, solo que ahora se ve mas claro y con Susana ni a la vuelta de la esquina va un buen podemita, el único que siempre es el mismo es el PP que es como España, como la España mas cavernaria y profunda. Saludos a todos.

Jesús dijo...

Con todo mi respeto al autor, creo que hace una crónica más desde el recuerdo de su propia (traumática) experiencia de militante del PCE, muy comprensible, por similar a la de tantos otros militantes, que desde el análisis del presente de una organización distinta que demuestra desconocer y donde, si ha habido resabios stalinistas,no pueden ser atribuidos al secretario general salvo por su responsabilidad in vigilando... a más de 2000 km de distancia. La afirmación de que Pablo Iglesias hizo personalmente las listas de las elecciones generales choca con cualquier análisis de la realidad cercana y se cae con la menor conversación con militantes de cualquier territorio. Por limitarnos a Andalucía, que es lo que más conozco, ¿no le llamaría al sr. Irigoyen la atención que 4 de los 8 cabezas de lista del 20D fueran sevillanos? Y si eso es así, que lo fue, ¿qué es más probable, que tuviera que ver con un tipo de Vallecas afincado hasta poco antes en Bruselas o con un secretario de organización sevillano? Para ser honestos, de esas 4 personas una sí era cercana a Pablo Iglesias, ya que había colaborado en La Tuerka. De las otras tres, una era Sergio Pascual y las otras dos, personas cercanas a él. Es fácil de comprobar, basta indagar un poco y eso no debería ser un reto muy complicado para un prestigioso profesor universitario. Y es sólo un ejemplo. No abundaré en otros, pero le puedo decir que para quien ha vivido desde dentro los estragos causados por el verticalismo, el ninguneo, la marginación, la invisibilización y las purgas de facto que el sector cercano a Errejón y su brazo derecho Sergio Pascual han impuesto durante dos años a todo aquel, fuera militante de base o cargo público, (y hablamos también de círculos enteros de barrio o sectoriales) no afin a ese sector, un análisis como el de este artículo se sitúa entre lo hiriente y lo insultante. Hablar de oído de problemas complejos es aventurado. Dejarse llevar por análisis de medios de comunicación controlados por el poder económico respecto de una fuerza de impugnación de ese poder, se adentra de lleno en el terreno de lo temerario. Confundir los recuerdos propios con un presente ajeno no es la mejor vía para llegar al conocimiento.
Espero que ya que tanto habla de libertad y pluralismo, tenga a bien publicar este comentario.

Juan Irigoyen dijo...

Gracias Jesús por tu comentario.
Efectivamente el texto está elaborado desde el esquema referencial de un autor. No soy un telespectador vacío que recibe los mensajes políticos carente de la capacidad de discriminar y valorar críticamente.
Mi experiencia personal en el pce, manifiestamente traumática, no es una experiencia aislada, sino compartida con miles, o decenas de miles de personas, que abandonaron en distintos tiempos. Yo fui de la cosecha de 1978. Los estudios de sociología me ayudaron a racionalizar la experiencia al comprender el sistema en el que tuvo lugar esa experiencia. Con posterioridad, la lectura de Foucault me permitió comprender la arqueología. Desde esta perspectiva, un sistema no desaparece, sino que se transforma conservando algunos de sus rasgos constituyentes. Desde esta perspectiva Podemos no es una organización completamente nueva, sino que es portadora de la herencia de las distintas izquierdas.
Por estas razones me parece que el texto no puede ser considerado como recuerdo del pasado, sino radicalmente inscrito en el presente, en tanto que aporta una perspectiva que visibiliza una realidad no percibida por otros desde sus esquemas personales.
Respecto a la diputada por Cádiz solo es un ejemplo de los métodos que practica Pablo y sus allegados, que no pueden justificarse mediante la constatación de que los allegados a Sergio Pascual hicieran lo mismo.
Asimismo, mi información no se basa solo en los medios de comunicación, sino en una pluralidad de fuentes entre las que se encuentran distintos informantes muy cualificados. En cualquier caso, no entro en el análisis del conflicto interno.
´Mi texto se puede resumir en tres ideas básicas:
1 Que el cambio se encuentra bloqueado y que la dirección de Podemos se encuentra atascada . 2 Que el conflicto interno ha adquirido proporciones autodestructivas, y 3 Que el liderazgo de Pablo Iglesias ha rebasado los límites y adquiere proporciones de egolatría.
He escrito este post porque desde mi esquema referencial he podido percibir los preparativos de una cacería. La campaña contra Errejón y la administración de la victoria en Madrid de los "pablistas" han sido los detonantes.
No comparto su argumento acerca de que exista una realidad interna inaccesible para los demás y que solo pueden conocer ustedes. Sus actuaciones pueden ser visibilizas e interpretadas desde el exterior.
Saludos

Jesús dijo...

Gracias, Juan, por tu respuesta. Queda claro que no ha habido ni hay ejercicio monopolístico del poder en Podemos y por tanto tu tercera tesis no se sostiene. La segunda, en cambio, corre el riesgo de confirmarse, sobre todo si la facción que ha controlado el aparato de Podemos hasta hace poco, no muestra mayor disponibilidad al acuerdo, la convivencia y la colaboración con quien dentro de Podemos piensa distinto que la que ha mostrado hasta ahora. Te puedo asegurar que el tono de sus debates internos no invita mucho al optimismo en ese sentido, pero nada me gustaría más que equivocarme.
Por último, en cuanto a la primera de tus ideas básicas, creo que los hechos demuestran que el cambio no está atascado. Más bien todo lo contrario. El cambio está en marcha. Los relevos se producen de forma democrática y son naturales en cualquier organización. Nada más lógico que ver cómo un cambio de mayoría en una comunidad autónoma se traduce en un cambio de portavocía en el parlamento de esa comunidad. Es lógico y plenamente democrático que quien representa al partido en ese parlamento esté en sintonía con lo que acaban de votar las bases, que además es fruto de un acuerdo plural. Así que no te preocupes por las cacerías. Si las ha habido en Podemos son cosa del pasado. Por ejemplo (y ahí empezó el conflicto, cosa que omites en tu artículo, quiero pensar que por desconocimiento) la dimisión en bloque de consejeros ciudadanos de la Comunidad de Madrid en marzo pasado no tuvo nada que ver con una decisión democrática de las bases. Estaba dirigida a hacer caer a un secretario general electo por un procedimiento distinto al revocatorio previsto en los estatutos y en el que sí son las bases las que deciden. Por tanto aquello sólo puede ser calificado de golpe de estado interno a un SG electo. Y no fue precisamente gente cercana a Pablo Iglesias quien lo protagonizó, sino el sector errejonista. ¿Eso no fue purga? ¿No fue cacería?
En fin, espero que podamos encarar Vistalegre II hablando de política, que es lo que interesa a la gente. Porque mucho me temo que estos debates (no digo que sea tu intención) sólo sirvan para ocultar o retrasar el debate de fondo y es qué proyecto vamos a ofrecer a la ciudadanía, si uno más parecido al de las europeas (renta básica, auditoría de la deuda, proceso constituyente), y por tanto más inspirado en las propuestas que surgieron del 15M, o uno más en sintonía con el de las generales, donde los objetivos se rebajaron sustancialmente pensando que así se podría atraer a una mayoría social, cosa que no ocurrió al fin y a la postre. Sobre ese tipo de cuestiones, y otras igualmente sustanciales como el cambio del modelo productivo o del modelo energético, la lucha contra el paro estructural, los servicios públicos..., es sobre lo que creo que la gente espera que Podemos debata de aquí a Vistalegre II. Y sería irresponsable por nuestra parte no afrontar esos debates.

Futbolín dijo...

Yo creo que saldremos adelante, y si no no será por no haberlo intentado, aunque fácil no está, para que haya también algo de audiovisual, si lo tienes a bien Juan te mando el link de esta entrevista reciente a Jorge Verstrynge, no le hagáis demasiado caso porque está dejando de fumar y yo se por propia experiencia que eso altera, como alterado es el titular que le ponen al vídeo, a mi es que no lo puedo evitar, Jorge me resulta simpático últimamente diga lo que diga, porque habla siempre como en broma y a mi la distensión en las formas me seduce siempre, es mi carácter.

https://www.youtube.com/watch?v=ZuQcB54VRUg

Juan Irigoyen dijo...

Gracias Jesús por exponer aquí tu posición argumentada.Pero tenemos distintas interpretaciones acerca de lo que est´ça sucediendo. Es evidente que se está produciendo un conflicto frontal por el control de la organización. Esta coinfrontación presenta algunos componentes autodestructivos, en tanto que implica la ocupación de espacios de los que se expulsa a los otros. Acepto que el aparato nucleado en torno a Sergio ascual haya podido cometer excesos, tengo algunas informaciones que lo avalan. Pero la acción de Pablo y sus seguidores es de guerra total. Me impresiona que Echenique no mantenga una posición de mediador y que la victoria de Madrid termine en una liquidación de los considerados como nuevos mencheviques.Se evidencia que los fuertes en este conflicto son los llamados pablistas. En la situación política actual un conflicto así es la última versión de Sansón.
Insisto en sostener que el cambio político está bloqueado. Vuestras zonas de control institucional son muy menguadas y débiles frente a la convergencia de los tres pñartidos. El pp no solo conserva el poder sino que ha roto el frente de partidos que se oponían y ha satelizado a dos. Es muy difícil salir de ahí y requiere mucha inteligencia además de la voluntad. En estas condiciones una cacería interna puede tener consecuencias fatales para vosotros.
La manifiesta incapacidad de proponer salidas, el reforzamiento de liturgias en la acción parlamentaria y el retorno al universo de Anguita de los años noventa conduce inexorablemente al retroceso. El hiperliderazgo de Pablo es letal a medio plazo. Insisto en que el problema está en las últimas elecciones, respondiendo a la pregunta de porqué se produjo el retroceso.
Termino reivindicando mi perspectiva, precisamente por no estar involucrado en un medio organizacional tan intoxicado, que genera la activación de estereotipos, proyecciones y sentimientos negativos. En ese estado de perturbación la inteligencia queda minimizada.
Espero no tener que movilizarme contra la pena de muerte política tras Vistalegre.

Paco Muñoz dijo...

Por diversas causas accedí el pasado día 4 a tu blog, leí tu post y escribí un comentario. Después he ido siguiendo la lista de intervenciones a la par que desarrollaba la agenda de las costumbres navideñas. Ahora en un momento de descanso debo decir que realmente me impresiona el torrente discursivo que fluye en torno a las distintas escaramuzas, estrategias y combates entre partes de la izquierda española. Partes cuya mayor ocupación parece que versa sobre el ejercicio de la autoridad en el supuesto colectivo de la "izquierda" auténtica o desvirtuada.

En mi modesta opinión la izquierda española sufre del síndrome del erotismo autoritario (poder del pastor) que busca someter al semoviente colectivo mediante la feromona del "pueblo elegido". Vi ideas en el 15 M, pero no veo ideas en Podemos, y cuando me refiero a ideas me refiero a visiones y análisis realistas de la situación en la que estamos y sus posibilidades reales de emancipación, o desarrollo positivo, en los valores colectivos del bien común. La izquierda parlamentaria habla y se ocupa de "medidas" concretas. Tan concretas que bien son disructivas, utópicas o indiferenciables de las medidas de la derecha.

Tanto tu post como el debate subsiguiente de los comentarios se desarrolla en términos de liderazgos autoritarios, marcados por deseos más o menos utópicos y/o difusos que lejos de conciliar el colectivo lo segmenta en grupos taxonómicos concurrentes. Es lo que en términos coloquiales se denomina "batallitas". Curiosamente la derecha española sufre de corrupción individual, pero carece del entretenimiento de las "batallitas".

En mi opinión esta situación muestra que la gente en España es congruente con los valores de la derecha e incongruente con los valores de la izquierda, lo que explica la constante inestabilidad ideológica de la izquierda. No conozco ningún militante o líder de la izquierda, sea PSOE, sea IU, sea Podemos, que porte en la práctica valores colectivistas, como tampoco conozco cooperativa de "izquierdas" que funcione.

En mi opinión la izquierda española tiene un profundo problema de cultura colectiva que le impide la conformación de una idea del colectivo fundamentada en el trabajo común como antítesis del mesianismo del líder individual carismático, sea Anguita, Pablo o Errejón. Muchas gracias.

Futbolín dijo...

El universo Anguita que comentas Juan es cuando se alcanzó por IU el 10% de votos creo recordar y 21 diputados que fueron creo los mejores resultados de la formación, por tanto malo del todo no fue y vista a la luz de hoy la política que impulsaba el PPSOE y su Mastricht, aparte de otros considerandos de apertura a las masas o como se quiera decir, parece lógico que dada la inquina que González le tenía y su liberalismo tan demostrado hoy en día, por decirlo suavemente, no quisiera ir D.Julio con Felipe ni a la vuelta de la esquina. Pero bueno creo que Julio ya se ha arrepentido de dar soporte a Pablo, hay mucho miedo a que se nos convierta en comunista entre la gente, eso yo también lo palpo en mi entorno, pues aunque las casa te las quitan los bancos la gente piensa que los comunistas nos quitarían el puente o la chabola que nos quede de refugio, pues son o somos, yo me incluyo entre ellos (a nivel utópico) el mismísimo demonio. Un abrazo.

Juan Irigoyen dijo...

Gracias por tu comentario Paco. En el tiempo dxe la república hubo muchas experiencias autogestionadas promovidas por los anarquistas. Todo eso ha desaparecido. La izquierda española es estatalista. Su estrategia consiste en obtener el gobierno y se considera que esa es la palanca que impulsa el cambio social. Las experiencias de autogestión son muy escasas, aunque una parte del 15 M ha segido este camino promoviendo experiencias.
El estatalismo fomenta los liderazgos sin límite. Lo peor es que la sociedad postmediática favorece esas idolatrias. De ahí las luchas para ocupar la mirada de las cámaras. Los liderazgos son axfisantes. Susana Díaz prescindió en las últimas elecciones de la imaginería del partido. El eslogan era "yo con Susana". Al igual, pablo Iglesias se prodiga en las televisiones hablando del partido en singular, como si fuera su propiedad.
Algunos miramos con lupa a los ayuntamientos de Madrid o Barcelona en espera de iniciativas que impliquen la creatividad de grupos y colectivos en experiencias más allá del estado y el mercado.

Juan Irigoyen dijo...

Gracias Futbolín. Prefiero reservarme el juiio sobre la gestión política de Anguita. Cuando en las últimas elecciones vi un video en el que le asignaban el papel de entrenador, me invadieron los fantasmas del pasado y comenté que malos presagios se ciernen sobre la izquierda. El dia de las elecciones se confirmaron

Paco Muñoz dijo...

Gracias Juan. Entiendo que me argumentas con categorías arcáicas de experiencias de museo (las anarquistas) y de modelos de estantería de bibliotecas empolvadas (el estalinismo) en un país donde el antiintelectualismo secular de la derecha se une con el antielitismo tradicional de la izquierda machacando todo atisbo de pensamiento crítico, o revisionista al modelo popperiano del "trial and error". Finalmente concluyes enarbolando la lupa del observador de palco académico sin mayor eurística que la de la esperanza volátil.

En mi opinión la categoría del estalinismo no explica con suficiencia el grave problema de la izquierda española visto en su conjunto de patricios (dirigentes) y plebeyos (masa militante) por cuanto es manifiesto que en la política española no importa hoy ni la sustancia ni la ideología, sino la disposición a dar voz a "los quejios" más desgarradores de la gente.

Nuestra izquierda se ha convertido en un chiringuito de feria que vende la amplificación de las voces de los enfadados y los ignorantes, orientando los altavoces a las estructuras del castillo estatal para asumir después la falta de efecto mediante el mantra de que el poder siempre gana; y los altavoces de la izquierda necesitan siempre más potencia (votos).

Resulta curioso que la derecha plebeya americana haya sorprendido a la derecha patricia (Clintoniana) evolucionado con Trump al modelo de un liderazgo político entendido como liderazgo corporativo. Sin embargo la izquierda plebeya española sigue fracasando bajo el modelo de los liderazgos académicos.

Anguita bajo su paradigma de "luz y taquígrafos" hablaba (y habla) siempre a sus plebeyos desde la tarima del maestro que enseña las verdades científicas a sus alumnos ignorantes. Pablitos, Erejores y Monereos son todos sapientes de la Complutense que actualizan el mismo esquema de Anguita de liderazgo por sapienza titulada.

En el PSOE con Felipe, enraizó el pragmatismo de los patricios "listos" de profesiones libres, con especial énfasis en la cantera de abogados, economistas, profesores de universidad y de institutos, etc. No hay más que ver el gobierno de Susana para apreciar el enorme peso que todavía ejercen los patricios universitarios en el socialismo andaluz.

Es en este sentido que yo no participo de un diagnóstico de "influencia estalinista" en el problema actual de la izquierda española por cuanto "puros" como "pragmáticos" extraen sus cuadros de patricios dirigentes de la misma cantera, mientras que sus masas de votantes plebeyos configuran esferas sociales en gran parte divergentes tanto en sustancia política como en circunstancias sociales.

Nuestro mundo actual es sustancialmente ajeno al mundo de principios del siglo XX y finales del XIX, razón por la que me resulta distópico analizarlo con categorías ya plenamente obsoletas. Muchas gracias.

Anónimo dijo...

Podemos, IU, Unidos Podemos, pacto de botellines, entre dos, aquí empezó el fracaso.
Democratizar es abrir desde las bases, para gobernar eran necesarias tb. las del psoe, ahora el cerco generado desde dentro con UP, las luchas de autodestrucción y las externas generan un horizonte bien jodido.

Salgan fuera de la vida neoliberal, competitiva, fraticida, identitaria, autoreferencial,

gracias por el debate,

A

Juan Irigoyen dijo...

Gracias Paco. No comparto que las categorías de análisis sean obsoletas. Uno de los misterios del cambio social estribba en que unas partes de la sociedad cambian más que otras. Muchas instituciones, ideas, esquemas mentales y culturas cambian muy lentamente, en tanto que en su entorno se producen cambios de gran alcance. La izquierda existente, la que está apareciendo en esta conversación se corresponde con un escenario histórico que ya no existe. Es heredera del capitalismo industrial, la fábrica, el fordismo y el proletariado. Sin embargo sigue viviendo en la realidad , adaptándose a ella conservando una parte sustantiva de sus representaciones socialers. En momentos de crisis puede adquirir incluso cierto protagonismo como es el caso de Podemos. En 2014 escribí un texto que resume mis posiciones, que titulaba justamente "regreso al futuro", en el que criticaba la parálisis intelectual de la izquierda. http://www.juanirigoyen.es/2014_10_01_archive.html.
En la misma línea me pregunto si es obsoleta la iglesia católica. En una sociedad consagrada al cuerpo, el placer y el hedonismo las propuestas de la iglesia parecen obsoletas. Sin embargo esta desempeña un papel muy importante conservando sus rituales. Hace unos años se celebró en Roma una concentración de jóvemnes católicos con el Papa. Acudieron cientos de miles desde todas las partes. Algunos periodistas pudieron constatar que en la noche anterior se habían utilizado miles de condones. Esto suscitó un debate en el que participaron algunos de los mas prestigiosos analistas. Los vivos y los muertos se entrelazan en la vida social.
Estoy en desacuerdo con la calificación de obsoletas de las experiencias anarquistas de la república. Estas se inscribían en otro tiempo pero sus códigos han sido importados por múltiples movimientos sociales vivos del presente.
Por esta razón planteo en el post mi preocupación por el repliegue al pasado de un movimiento político que podría crear y experimentar nuevas ideas y repertorios de acción.

Paco Muñoz dijo...

Continuando la conversación, amigo Juan, identifico primeramente en tu respuesta una fenomenología histórica centrada en la contradicción de un "regreso al futuro” como tratamiento de una postulada parálisis intelectual de la izquierda. Naturalmente he leído tu invitación a ese misterioso viaje de regreso a donde nunca se ha estado.

En tu artículo de 2014 hablas de crisis. Describes la crisis de las sociedades en la escala del sistema–mundo, y hablas de su metabolismo de transferencias, deslocalizaciones y competitividades en clave neoliberal. Hablas también de la mutación de la clase trabajadora industrial y de la permanente orientación de la izquierda hacia el pasado “para conservar las ecuaciones básicas del capitalismo del bienestar.”

Por contra afirmas que el futuro de los múltiples cambios tecnológicos y mutaciones de la subjetividad “no tienen registro en la izquierda orientada al pasado.” Y curiosamente tú mismo afirmas lo que dices que no compartes conmigo diciendo literalmente que; “Los saberes, los imaginarios, los tipos de organización, las formas de comunicación y las subjetividades en que se referencian, se encuentran caducadas históricamente y muestran su obsolescencia.” Y más adelante concluyes que “es preciso regresar al presente para proyectarse al futuro.” Comprenderás mi sorpresa con discrepancia tan aparentemente similar en el uso y empleo del término obsolescencia.

En segundo lugar encuentro un leve razonamiento demográfico de convivencia multigeneracional que entrelaza la vida social dando lugar a una inercia desigual de cambio social. Tesis que viene a reforzar tu tesis de parálisis intelectual de una izquierda orientada a un pasado actualmente inexistente.

En tercer lugar tu análisis sobre la obsolescencia de la Iglesia Católica vista a través del masivo uso de condones, además de divertido me recuerda al análisis de las feministas de los años 80 y 90 del siglo pasado que miraban a los colectivos progresistas, colectivistas y de izquierdas al trasluz del machismo, el autoritarismo de género y alguna que otra “belleza” de pelo en pecho sin latex.

Bromas aparte, la gran mayoría de los católicos que conozco son tan católicos como la gran mayoría de los militantes de partidos de izquierda que conozco son solidarios (por no decir marxistas). En la ignorancia todos los gatos son pardos.

Finalmente desconozco los códigos de las experiencias anarquistas de la república que han sido importados a la actualidad con éxito (supongo), aunque me resulta incongruente que plantees como relevante –en nuestra actual conversación–, la actualización de códigos de la república española al mismo tiempo que postulas en tu artículo de 2014 la necesidad de regresar al presente como conditio sine qua nom para poder abordar el futuro.

En cualquier caso creo que nuestras posturas no se encuentran tan distantes como aparenta nuestra conversación, y aunque yo no regreso al futuro, también he escrito recientemente sobre el mismo tema focalizandolo sobre la mítica idea de progreso:
https://lacalledecordoba21.blogspot.com.es/2017/01/susana-y-el-estancamiento-secular-de.html
Un saludo.

Anónimo dijo...

Una pregunta profesor;

¿por qué una organización centralista esta abocada al fracaso en la sociedad de hoy? Por la fragmentación, individualismo.

Gracias, raúl

Juan Irigoyen dijo...

Gracias Raúl: La nueva sociedad emergente basada en la interacción entre tecnología, mercado y sociedad, poe en crisis a todos los tipos organizativos que predominaron en la anterior sociedad industrial. particularmente el taylorismo y la burocracia. Estos tipos de organización se basan en la jerarquización, el imperio de las normas y el control. De este modo se genera un tipo individual obediente que no innova y se limita a cumplir los papeles asignados.
De este modo emergen nuevops tipos de organización que se referencian en el concepto red, que implica interacción. El objetivo es transformar a los pasivos en actores para facilitar la innovación y la creación.
Parece evidente que las organizaciones antiguas centralizadas están en crisis y no son recuperables. El problema estriba en que las organizaciones nuevas, que se ensayan en la empresa promovidas por el nuevo management, presentan problematizaciones y contradicciones en lo nuevo. Aún más las organizaciones públicas que importan el nuevo modelo sobre sus viejas realidades. Lo mismo en movimientos sociales. Este es uno de los dilemas del presente

Juan Irigoyen dijo...

Gracias amigo Paco. El contexto histórico en el que vivimos, es tan móvil, complejo, desintegrado y difícil de inteligir, que en una conversación como esta no es fácil establecer las diferencias.
En cuanto a la cuestión de la obsolescencia. Entiendo que tu la entiendes de modo diferente, como algo categórico que anula el pasado. Por el contrario, por eso te he remitido al post del futuro, pienso que el cambio social presente es extraordinariamente veloz, produciendo un flujo de novedades que se diseminan desigualmente por lo social. Así se genera una crisis muy importante por el desencuentro acumulativo de lo vivido y lo instituido. De ese modo, las principales instituciones de la sociedad devienen en obsoletas en distintos grados. Sus esquemas institucionales son desbordados por el cambio acelerado. La familia, el sistema educativo, el estado, la política, las iglesias... todas son desbordadas por un proceso en las que el mercado y los media conectan con las novedades. La vida social es escindida en varias partes y la crisis entre las generaciones se hace crónica.
Entonces, cuando alguien califica a una institución como la izquierda de obsoleta, tiene que entenderse en este contexto de obsolescencia compartida.
Cierro la cuestión de la obsolescencia añadiendo un nuevo argumento: las novedades que conforman el cambio social provienen de invenciones en la conexión entre la tecnología y las empresas. De este modo terminan por monopolizar la inteligencia en detrimento de lo convivencial y lo político, campos en los que apenas se innova a pesar de las tensiones sociales que pñroducen.
En el mundo resultante de los distintos procesos de cambio en curso quedan desamparados muchos sectores sociales procedentes de la reestructuración de la industria y de aquellos que no son necesarios en el mercado de trabajo, siendo almacenados en instituciones educativas en espera del turno. Así se conforma una masa heterogénea diferente a la antigua clase trabajadora industrial, que carece de representación en la izquierda actual obsoleta. Aquí se concentra el sentido del post en cuestión.
Con un espacio social tan claro, la izquierda tiene que mudar sus saberes, conceptos y método para abandonar el fantasma del proletariado e inscribirse en la nueva realidad. Desde esta perspectiva, espero un acontecimiento que pueda favorecer una innovación en el pensamiento de la izquierda, obsoleta como el sistema educativo y las demás instituciones, pero que están de cuerpo presente en la vida social. El 15M suscitó mis esperanzas. Por eso ahora me preocupa la regresión de podemos.
Respecto a lo de los católicos merecería otra discusión. Una cosa son las creencias y otra las prácticas.
Saludos cordiales