Presentación

PRESENTACIÓN

Tránsitos Intrusos se propone compartir una mirada que tiene la pretensión de traspasar las barreras que las instituciones, las organizaciones, los poderes y las personas constituyen para conservar su estatuto de invisibilidad, así como los sistemas conceptuales convencionales que dificultan la comprensión de la diversidad, l a complejidad y las transformaciones propias de las sociedades actuales.
En un tiempo en el que predomina la desestructuración, en el que coexisten distintos mundos sociales nacientes y declinantes, así como varios procesos de estructuración de distinto signo, este blog se entiende como un ámbito de reflexión sobre las sociedades del presente y su intersección con mi propia vida personal.
Los tránsitos entre las distintas realidades tienen la pretensión de constituir miradas intrusas que permitan el acceso a las dimensiones ocultas e invisibilizadas, para ser expuestas en el nuevo espacio desterritorializado que representa internet, definido como el sexto continente superpuesto a los convencionales.

Foto Juan irigoyen

Juan Irigoyen es hijo de Pedro y María Josefa. Ha sido activista en el movimiento estudiantil y militante político en los años de la transición, sociólogo profesional en los años ochenta y profesor de Sociología en la Universidad de Granada desde 1990.

domingo, 8 de marzo de 2015

LA EMERGENCIA DE WALDO (Y DE GONZO)



El año pasado comenté la serie británica de televisión Black Mirror. Me fascina el talento con que se narran las historias y la visión crítica respecto al mundo resultante de las nuevas tecnologías. En el mundo en que muevo de las ciencias sociales, así como en el periodismo, apenas existen reflexiones acerca de los efectos de las mismas. La posición dominante es acrítica y celebrativa, de modo que en no pocas ocasiones, los discursos alcanzan  casi el estatuto de delegados de las empresas productoras. Lo nuevo es considerado como positivo sin contrapartida alguna. Así se configura un espacio que se encuentra liberado de la reflexión y la deliberación.

Ahora que empiezan las sucesivas campañas electorales se presenta la sombra de uno de los capítulos de esta serie: El momento Waldo. En el mismo, el director Charlie Brooker, muestra las conexiones entre el mundo de la política con las televisiones y las redes sociales. Estos mundos aparecen como entornos vivos de varios personajes individuales, de modo que se hace inteligible el conjunto en movimiento. Así, muestra una visión extraordinariamente densa de la política, de sus públicos, de sus terminales mediáticas y de sus protagonistas.

Waldo es un muñeco creado en un programa satírico de televisión, que termina por crear un guion que conecta con el público, compareciendo en la campaña electoral y el ámbito político. El muñeco deviene en un espectro que desplaza a los de los actores. No puedo evitar establecer una analogía con “el intermedio”. En los días pasados, uno de los talentosos periodistas del programa, Gonzo,  fue a Córdoba acompañado por un actor que simulaba ser el candidato del pepé en estas elecciones Juanma Moreno. El resultado fue insólito porque el actor representaba el discurso político mejor que el mismo candidato. El vaciamiento del mismo y su repetición ritual, estaban mejor representados en sus tonos e ironías que en el del verdadero. Fue fantástico.

Pero el punto fuerte de Black Mirror son las personas que intervienen. Como vivo en el mundo inmediatamente anterior, la serie me proporciona la posibilidad de comprender las nuevas vidas y sus actores. En este capítulo, me ha impresionado el ocupante de Waldo y la candidata, en tanto que se corresponden con algunos de los jóvenes que me rodean, pero que son habitantes del mundo siguiente, que yo sólo puedo entender con mucho esfuerzo, pero no vivir. Inevitablemente he pensado en la precariedad.

Después de ver de nuevo el capítulo, he entendido muchas más cosas y me ha divertido establecer nuevas analogías. Ahora comprendo algunas cuestiones que me eran difíciles de comprender en los espectros de las encuestas. Mi propuesta es que la versión actual de Waldo es Ciudadanos. Me esfuerzo por buscar a sus candidatos y establecer vínculos con los personajes de la peli. Había escrito algunas cosas al respecto, pero prefiero dejarlo abierto por si alguien quiere comentar y compartir las suyas. Recomiendo vivamente ver el video. Es muy sugerente y adecuado al tiempo electoral inmediato.







1 comentario:

Anónimo dijo...

Después de ver este capítulo de Black mirror "momento Waldo"ahora puedo decir que, en efecto que nos sirve para analizar el "momento pre y post-electoral". La mezcla en esta serie de "personajes politicos" creados a partir de un "casting" -candidata por el partido laboralista- me recuerda mucho a esos que ahora se presentan como adalides de nuestro pueblo Andaluz. O aquellos que ya llevan mucho tiempo en el.poder y se presentan como "lo único real"frente a lo artificial. Por último Waldo un personaje creado a golpe de clic en el ordenador pero que tiene detrás a un soez pero agudo cómico ( a todos nos viene a la cabeza uno). Para mi los momentos de más grandilocuencia son muchos pero reconozco que el que más impacta es cuando deciden que "Waldo" se presente a las elecciones. O cuando discute con el productor y este le habla de las "bondades" de la tecnología de la información (redes sociales, tableta etc...) vs democracia total (algo clave en nuestro tiempo) y el cómico le responde: "ejemplo Youtube donde el video más visto y votado es un perro tirándose pedos"...Magistral..gracias juan..

saludos...Joaquín.