Presentación

PRESENTACIÓN

Tránsitos Intrusos se propone compartir una mirada que tiene la pretensión de traspasar las barreras que las instituciones, las organizaciones, los poderes y las personas constituyen para conservar su estatuto de invisibilidad, así como los sistemas conceptuales convencionales que dificultan la comprensión de la diversidad, l a complejidad y las transformaciones propias de las sociedades actuales.
En un tiempo en el que predomina la desestructuración, en el que coexisten distintos mundos sociales nacientes y declinantes, así como varios procesos de estructuración de distinto signo, este blog se entiende como un ámbito de reflexión sobre las sociedades del presente y su intersección con mi propia vida personal.
Los tránsitos entre las distintas realidades tienen la pretensión de constituir miradas intrusas que permitan el acceso a las dimensiones ocultas e invisibilizadas, para ser expuestas en el nuevo espacio desterritorializado que representa internet, definido como el sexto continente superpuesto a los convencionales.

Juan Irigoyen es hijo de Pedro y María Josefa. Ha sido activista en el movimiento estudiantil y militante político en los años de la transición, sociólogo profesional en los años ochenta y profesor de Sociología en la Universidad de Granada desde 1990.Desde el verano de 2017 se encuentra liberado del trabajo automatizado y evaluado, viviendo la vida pausadamente. Es observador permanente de los efectos del nuevo poder sobre las vidas de las personas. También es evaluador acreditado del poder en sus distintas facetas. Para facilitar estas actividades junta letras en este blog.

domingo, 22 de febrero de 2015

EL PSOE ENTRE TINIEBLAS: ENTRE EL "DE ENTRADA NO" Y EL "DE ENTRADA SÍ"



En los primeros años de su trayectoria ascendente, el psoe  tuvo que pagar un alto precio por su acceso al poder. En  el referéndum de la otan hizo de la ambigüedad un arte mediante el eslogan “OTAN de entrada no”, que anunciaba un tiempo de ambivalencias, en el que se bifurcaban las direcciones del cambio en líneas incompatibles. En el presente, después de tantos años de marcha, se inscribe decididamente en la regresión autoritaria del sistema político, mediante un pacto con el pp, renovando su  ambigüedad, ahora sintetizada en la fórmula “De entrada sí, pero”.  Así,  deja abierta la cuestión de la prisión permanente en espera de tiempos mejores. Pero, más allá de este pacto fatal,  la ambivalencia se instala en todas sus decisiones, generando un espectáculo de bochornosa decadencia.

El signo más patente que pone de manifiesto el declive es el del tormentoso final de las elecciones primarias. Estas adquieren la naturaleza de  “ni sí ni no”, transformándose en la “decisión interpretada de Madrid, que fragmenta el censo, neutraliza los programas y propuestas, difumina los candidatos, comprime los tiempos,  falsea la discusión pública, y, sobre todo, elimina el voto secreto, emulando la  "elección” de Susana Díaz en Andalucía. Todo es verdaderamente patético. Inevitablemente he recordado las elecciones del SEU, sindicato español universitario en los tiempos de Franco, en el que también se votaba en sus últimos tiempos, pero el delegado era designado. El señor Gabilondo, candidato nominado  sin votación secreta, respaldado por la dirección  y favorecido  por el avasallamiento de Pedro Zerolo y su compañera Amparo Valcarce, quizás recuerde aquél tiempo del seu.

El proceso de descomposición del partido, que acelera el pobre Pedro, se manifiesta en la ausencia de un proyecto de futuro solvente, que pueda contribuir a tomar decisiones fundadas en un sentido definido. Pero lo que ocurre es todo lo contrario. Desde hace mucho tiempo, se ha instalado en una situación adversa, que amenaza los escasos gobiernos municipales y autonómicos sobre los que ejerce el control, sosteniendo así los apoyos de los esperanzados habitantes de sus sedes. Pero sus decisiones se fragmentan según las circunstancias determinadas por la evolución del contexto en que se ubica.

Pero lo peor no radica en su minimización como partido de gobierno, sino su manifiesta incapacidad de ejercer la oposición. Esta es imposible en ausencia de un proyecto de futuro. En los distintos ámbitos de gobierno que fue desplazado, sólo es capaz de producir una comunicación de baja intensidad intelectiva, fundada en estereotipos desgastados y en los errores gruesos de quienes les han desplazado. En la ciudad que habito, ausentes del gobierno municipal desde hace muchos años, asisten a su inevitable minimización electoral produciendo un discurso monótono y plano,  que se asemeja al de los entrañables perdedores que habitan las barras de los bares nocturnas para ahogar sus penas. Repiten machaconamente el lamento por los barrios abandonados frente al centro privilegiado por las políticas municipales. Cuando llegan las elecciones desentierran el fantasma del proyecto de ciudad que avaló la Barcelona del 92. Este proyecto de ciudad representa una ficción en el presente.

En estas condiciones, se produce un permanente goteo de deserciones, pero lo peor es que, en este ambiente, se genera inevitablemente un refuerzo del enclaustramiento frente al entorno amenazador. Las sedes se pueblan de personas portadoras de cogniciones defensivas y solidaridades emocionales que ayudan a rememorar  el pasado. Ese ambiente tiene analogías con algunos universos almodovarianos. Recomiendo la peli de “Entre tinieblas”, que narra tan prodigiosamente un ambiente cerrado, poblado por distintas clases de personas refugiadas, devenidas en monjas que no han perdido la esperanza difuminada que anida en sus sueños. En este contexto de desvarío, comparece el espíritu del azar como la gran ilusión de que algún libertador se haga presente y obre el milagro.

La esperanza compartida radica  en que ocurra algo inesperado que impulse la recuperación. Todas las decisiones tienen ese fundamento. Se trata de estar pendientes de las encuestas, que son el objeto de las plegarias de los esperanzados pobladores de las sedes. Estas pueden anunciar algo insospechado, que devuelva al partido su esplendor añorado. Todo el proceso decisorio, en ausencia de un proyecto futuro, queda a merced de un golpe de efecto mágico. Así se puede entender el comportamiento de la atormentada pareja de Susana y Pedro. Se trata de tomar una decisión que conjure los pronósticos de las encuestas. Así, la promoción de Gabilondo como salvador de Madrid, que compense los estragos derivados de su incapacidad manifiesta de ser oposición.

Pero,  en tanto que el inexorable declive electoral refuerza el cierre al exterior de esta peculiar comunidad, generando una fatal clausura de la organización, comparecen en los medios de comunicación los fantasmas de su pasado, que son aquellos dirigentes de la era esplendorosa de la multiplicación de los gobiernos. Estos se presentan como espectros que representan justamente lo contrario a las esencias históricas de la socialdemocracia. Comparecen como agentes del dinero y del poder global. Envejecidos, con un pragmatismo encanallado, incapaces de trascender las coordenadas de su tiempo de gloria, pavorosamente ausentes del presente, así como portadores de unos usos de poder obsoletos. En sus comparecencias mediáticas, muestran su insensibilidad absoluta hacia los nuevos desfavorecidos por la regresión.

En una situación así, ninguno pronuncia alguna palabra de comprensión con los empobrecidos convertidos en números. Sus intervenciones siempre asociadas a reforzar la legitimidad del poder absoluto global. La puesta en escena de todos ellos, que privilegia su antigua situación de preponderancia, de la que sólo conservan sus máscaras. Sus trayectorias están asociadas a las entidades financieras y las corporaciones globales. Ninguno ha optado por un final vinculado a alguna causa social. Así, su cruel distanciamiento con las víctimas y su fusión con las entidades del dinero. Ni siquiera un gesto. Entre todos me impresiona mucho Joaquín Leguina. Una persona que se presenta de forma tan zafia e inequívoca  en el servilismo a la derecha. Recuerdo que en un programa de televisión, Eduardo Inda, el hombre que el poder económico y mediático ha situado como gestor de la comunicación de los intereses de las corporaciones en la crisis general, comentó en directo que acababa de recibir un mensaje suyo contando alguna cuestión negativa de uno de los portavoces de  podemos presente en el programa. El servilismo de esta generación parece no tener límites.

En una situación así, la comparecencia de fantasmas múltiples es inevitable. Junto a los dirigentes posicionados al servicio del dinero y el poder global, se alinean los huidos de la justicia por sospechas de corrupción. Los espectros de los dirigentes aforados;  las decisiones de instalarlos en los órganos transitorios de los parlamentos cuando estos se disuelven para garantizar su protección; la caída de los líderes simbólicos, como el sindicalista minero asturiano Fernández Villa, devenido en arquetipo de una nueva categoría de sindicalistas con fortuna. Sobre esta realidad se sustenta la convergencia con el pp. Los historiadores del futuro analizarán la trama presente en algunos acontecimientos como la boda de la hija de Aznar, y su réplica de la fiesta de Rodiezmo, en la que algunos sindicalistas y líderes partidarios afortunados ponían en escena su éxito y ascenso social.

En este contexto cabe entender el proceso de decisiones definido por la ausencia de coherencia. El grupo dirigente, instalado frente la bola de cristal opaca de las encuestas, apura su tiempo mediante la esperanza en un golpe de suerte. En esta situación de debilidad patente, se abraza al pp en el blindaje del sistema político frente a las acciones de los no representados en las decisiones. Los desempleados, los precarizados, los subempleados, los marginados múltiples, los prejubilados expulsados, los sectores desasistencializados crecientes, los deshauciados, así como otras poblaciones penalizadas. La acción colectiva procedente de estos segmentos sociales es gradualmente objeto de represión policial y penal, en ausencia de una oposición rigurosa y vigorosa. Lo peor es que los intereses de esos sectores son nombrados por los portavoces de este partido, en espera de su reconversión en los votos necesarios para recuperar el gobierno.

El problema de fondo radica en que se encuentra atrapado en el nuevo social-histórico. Este se define por una severa dualización social, en la que las clases altas y acomodadas han tomado la iniciativa para configurar un orden social en el que quedan relegados y penalizados los vulnerables, expulsados más allá de una frontera social blindada. Este es el sentido de todas las políticas públicas. La sede de elaboración de estas políticas se encuentra ubicada en las instituciones europeas, en las que el psoe desempeña el papel de delegado en España. De este modo, el partido se engaña a sí mismo con sus propias memorias, tanto la de la república como la del gobierno en los años ochenta. Ahora todo ha cambiado y se encuentra con que su base social tradicional se ha disipado.

Por eso establezco una analogía con las entrañables monjas almodovarianas, refugiadas entre las tinieblas de su convento, sus imaginaciones y sus desvaríos. Lo que cambia es su refugio. Estos comparecen en las televisiones como mayordomos de los representantes del pepé, al tiempo que en sus mítines activan la memoria para capturar a sus públicos asustados y desorientados. Pero, donde se libra la contienda efectiva, en los medios, sus extensiones mediáticas gastan toda su energía, he dicho toda, el cien por cien, en la estigmatización de los recién llegados, que se posicionan a favor de los perjudicados por la gran dualización.  En este caso,  la ambigüedad está ausente y la coherencia garantizada. Dicen sí, no “de entrada sí”.



6 comentarios:

antoni dijo...

Excelente Juan , nada que añadir. Lo difundo, especialmente entre mis amigos aún militantes en el socialismo catalán. Un abrazo.
Antoni Agustí

juan irigoyensánchez-robles dijo...

Gracias Antoni. Desde Andalucía se puede percibir mejor este declive, aunque en el PSC el proceso está más avanzado.
Un abrazo

Anónimo dijo...

Me había propuesto, como cada domingo abstenerme de política, pero no es posible. Muchos me pedís por varios medios que explique mi posición en la situación de IS.
No lo he hecho desde que la llamada Gestora se auto proclamó. Pero veo que no puedo tolerar que penséis que estoy de perfil.
La autoproclamacion la Gestora no tiene ni precedentes en la corriente ni analogía estatutaria en el partido. Por tanto, si sus componentes, pasado el tiempo, tuvieran la capacidad de análisis neceseria y menos fijaciones personales, deberían abstenerse de la mayor parte de actos de los que están haciendo. No tiene legitimidad para ello.
Respecto a la constitución de una coordinadora en Valencia ayer,,con una minoría disidente, reseteando 30 años de Historia y de Memoria, es un despropósito sin parangón hasta la fecha. Jamás pensé que algunos harían algo peor de lo que tantas veces hemos criticado al "aparato".
La estructura de la Corriente en el.PV es la que ha sido siempre, y todo tendrá que recuperarse en cuanto pasen las elecciones. Ahora la situación política no está para idioteces, infantilismos y ambiciones de baja estofa. Ahora hay que trabajar para ganar las elecciones y luego ya hablaremos. Y si alguien se alegra de esta penosa situación, allá él o ella. Cuando hablamos del otro también hablamos de nosotros mismos si darnos cuenta. Eso es todo. Andres Perello Rodriguez dijo. Comparto las reflexiones del compañero Andres Perello Rodriguez en su página de Face. Y lo hago con el ánimo de que tanto sus palabras como las mías sean recibidas como una nueva llamada a la cordura y a dar los pasos necesarios para que Izquierda Socialista (IS) pueda volver a ser lo que no debió dejar de ser por la misma crisis en que está sumida: una corriente de opinión que en el seno del PSOE hace valer sus planteamientos netamente de izquierda, tanto a través de la crítica, en todo lo que sea pertinente, como mediante propuestas encaminadas a la constante puesta al día de un proyecto socialista que amplios sectores de la ciudadanía siguen esperando como solvente y creíble.

Decisiones como la que suscita la reflexión de Andrés, que es concretamente la constitución de una coordinadora de IS en el PSPV, distinta y contrapuesta a la que allí viene funcionando con el reconocimiento político y social que siempre le ha acompañado, no son lo más acertado para aproximar posiciones y recomponer una corriente de opinión que requiere ver integrados en ella a todas y todos los miembros de la misma, algo incluso urgente dados los difíciles momentos por los que atraviesa el PSOE.

Si en vez de emprender actuaciones regidas según criterios de poder, que se ven cuestionadas en medio de estériles pretensiones en torno a legitimidades, buscamos objetivos compartidos sobre los que confluir para reflexionar y trazar líneas de acción política fecunda, invitándonos recíprocamente a debatir sobre ellos, seguro que el camino para que fluya sin obstáculos la vida de la corriente quedará más expedito que con otras medidas, a los ojos de muchos desafortunadas cuando menos. J.A Pérez Tapias dijo. Me quedo con las tinieblas. saludos, Ana.

juan irigoyensánchez-robles dijo...

Gracias a quien haya enviado este comentario. No soy capaz de imaginar el papel de una izquierda socialista en una situación como la que caracteriza el proceso del partido. Gómez Llorente y otros relevantes miembros se retiraron en el comienzo, antes de la gran bifurcación neoliberal. Otros como ^Pablo Castellano se fueron a IU donde ofrecieron una imagen patética, terminando en las tertulias televisivas representando el "no va más".
No puedo imaginar una discusión abierta entre las tinieblas de la organización, afectada por emociones negativas.

Anónimo dijo...

La socilademocracia murió y ahora se espera una especie de neokeynesianismo que toca lo democristiano, terrible Juan. Y a eso llaman radicalismo. Yo creo que hemos fracasado, nos hemos derrotado. No obstante apoyo los movimientos actuales, aún en la derrota, todo lo que sea franar a la mostruosa Gran Transformación es poco.

Un giño de Krahe, impresacindible de la época, recuperado hace poco por el astuto líder de Podemos.

CUERVO INGENUO

Tú decir que si te votan
Tú sacarnos de la O.T.A.N.,
Tú convencer mucha gente,
Tú ganar gran elección,
Ahora tú mandar nación,
Ahora tú ser presidente.
Hoy decir que esa alianza
Ser de toda confianza
Incluso muy conveniente,
Lo que antes ser muy mal
Permanecer todo igual
Y hoy resultar excelente.

Hombre blanco hablar con lengua de serpiente
Hombre blanco hablar con lengua de serpiente
Cuervo ingenuo no fumar
La pipa de la paz con tú,
¡Por Manitú!
¡Por Manitú!

Tú no tener nada claro
Cómo acabar con el paro,
Tú ser en eso paciente
Pero hacer reconversión
Y aunque haber grave tensión
Tú actuar radicalmente.
Tú detener por diez días
En negras comisarías
Donde mal trato es frecuente,
Ahí tú no ser radical,
No poner punto final,
Ahí tú también ser paciente.

Hombre blanco hablar con lengua de serpiente
Hombre blanco hablar con lengua de serpiente
Cuervo ingenuo no fumar
La pipa de la paz con tú,
¡Por Manitú!
¡Por Manitú!

Tú tirar muchos millones
En comprar tontos aviones
Al otro gran presidente.
En lugar de recortar
Loco gasto militar
Tú ser su mejor cliente.
Tú mucho partido pero
¿Es socialista, es obrero?
¿O es español solamente?
Pues tampoco cien por cien
Si americano también.
Gringo ser muy absorvente.

Hombre blanco hablar con lengua de serpiente
Hombre blanco hablar con lengua de serpiente
Cuervo ingenuo no fumar
La pipa de la paz con tú,
¡Por Manitú!
¡Por Manitú!

PD. ¿No asesoró Jesús Ibañez la campaña del referéndum de la OTAN para inducir al sí? Leí algo al respecto que así lo afirmaba, los grupos de discusión bien utilizados dan muchos frutos.



El amante imaginario.

juan irigoyensánchez-robles dijo...

Gracias amante imaginario. Ciertamente las etiquetas de ayer no son válidas hoy. De acuerdo en lo de frenar la gran transformación. Ignoro lo que comentas de Ibáñez. Indagaré.