Presentación

PRESENTACIÓN

Tránsitos Intrusos se propone compartir una mirada que tiene la pretensión de traspasar las barreras que las instituciones, las organizaciones, los poderes y las personas constituyen para conservar su estatuto de invisibilidad, así como los sistemas conceptuales convencionales que dificultan la comprensión de la diversidad, l a complejidad y las transformaciones propias de las sociedades actuales.
En un tiempo en el que predomina la desestructuración, en el que coexisten distintos mundos sociales nacientes y declinantes, así como varios procesos de estructuración de distinto signo, este blog se entiende como un ámbito de reflexión sobre las sociedades del presente y su intersección con mi propia vida personal.
Los tránsitos entre las distintas realidades tienen la pretensión de constituir miradas intrusas que permitan el acceso a las dimensiones ocultas e invisibilizadas, para ser expuestas en el nuevo espacio desterritorializado que representa internet, definido como el sexto continente superpuesto a los convencionales.

Foto Juan irigoyen

Juan Irigoyen es hijo de Pedro y María Josefa. Ha sido activista en el movimiento estudiantil y militante político en los años de la transición, sociólogo profesional en los años ochenta y profesor de Sociología en la Universidad de Granada desde 1990.

domingo, 29 de junio de 2014

MÚSICOS CALLEJEROS EN EL ALBAICÍN

El Albaicín es un barrio sometido a la depredación urbanística y al éxtasis de las miradas de los forasteros. Sus calles vacías son el lugar de paso de los múltiples turistas buscadores de imágenes en los esforzados viajes en los que tienen que acreditar un nivel de competencia en la consumatividad, cada vez más exigente. Cada uno debe reconocer los lugares que se encuentran seleccionados en las guías turísticas, que han aprendido antes del comienzo del viaje.

Pero también existen otros albaicines. Los Milchakas son representativos de otras formas de vivir el presente y el espacio. Son músicos callejeros que hacen habitable un espacio, llenándolo de vida, de música, de emociones y de relación. Recomiendo ver sus vídeos. El primero que paso es muy entrañable, en tanto que son acompañados de una mujer que representa el pasado. La concurrencia de ambos es antológica. También el contraste entre los que están en la calle y los esforzados exploradores que pasan. El segundo recalca a los gladiadores-viajeros que circulan en busca de sus objetivos.

Recomiendo ver algunos más. La grandeza de la calle y la vida que vuelve subrepticiamente para reconquistarla un tiempo. Este acontecimiento de lo cotidiano no se cuenta ni se mide, sólo se vive. Los Milchakas...es lo que quiero ser cuando sea mayor.